El pequeño Nemo en el país de los sueños (1992)


El argumento tiene el mismo punto de partida que el cómic original: el rey Morfeo de Slumberland (esta palabra podría traducirse por el país de los sueños, o quizá mas correctamente, por el país de los durmientes) invita a Nemo a su reino de fantasía, para que sea el compañero de juegos de su hija, la Princesa. Sin embargo, una vez allá, Nemo hace amistad con Flip, un personaje bromista y gamberro, e incitado por él abre la puerta que comunica Slumberland con el País de las Pesadillas, con lo que el Rey de las Pesadillas puede irrumpir en el palacio del rey Morfeo y secuestrarle. Nemo deberá entonces ir en su rescate junto con sus estrafalarios amigos. La película recrea espectacularmente el peculiar, a veces delirante, mundo de fantasía de McCay, al que rinde los debidos homenajes, como la inclusión de la famosa secuencia de la cama de Nemo andando sobre sus propias patas, o un breve "cameo" de Gertie el dinosaurio. Aunque al principio el tono de la película parece excesivamente infantil y "disneyano", a partir de la aparición del Rey de las Pesadillas el tono de la película es decididamente mucho mas oscuro. La película, sin embargo, no tuvo una buena acogida en taquilla, aunque cuando fue editada en video, ya con la aureola de "clásico maldito" adjudicada, consiguió ventas importantes, y hoy, como decíamos, es una película de culto entre los aficionados a la animación. Dejarse llevar por el extravagante mundo de sueños y fantasía de El Pequeño Nemo es sin duda toda una experiencia para los sentidos.



movieweb.me